Rechaza Acción Nacional la propuesta presentada por el presidente López Obrador sobre la Revocación de Mandato.

IMG-20190326-WA0026
Rechaza Acción Nacional la propuesta presentada por el presidente López Obrador sobre la Revocación de Mandato.

La Consulta popular es una estrategia de Andrés Manuel López Obrador para aparecer en las urnas y beneficiar a candidatos en elección del 2021.

El pasado 14 de marzo, con el voto en contra del PAN, fueron aprobadas en la Cámara de Diputados diversas reformas constitucionales para regular las consultas populares y establecer la revocación de mandato.
El dictamen que fue aprobado y remitido al Senado de la República, establece que la o las consultas populares serán llevadas sólo una vez al año, el primer domingo de julio y serán organizadas por el Instituto Nacional Electoral (INE).
La Consulta popular podrá ser convocada por el Congreso de la Unión a solicitud de:
El Presidente de la República.
El 33% de cualquiera de las dos Cámaras.
El 1% de los ciudadanos inscritos en el Listado Nominal (LN).
La consulta sólo será vinculante cuando participen el 34% o más de los ciudadanos inscritos en el LN.
La consulta sobre Revocación de Mandato se llevará a cabo el mismo día de las elecciones intermedias en las que se elige a Diputados Federales y podrá ser solicitada por:
El Presidente de la República.
33% de cualquiera de las dos Cámaras.
El 3% de los ciudadanos inscritos en el LN.
IMG-20190326-WA0028
La revocación de Mandato será solicitada durante el primer periodo ordinario del segundo año de la Legislatura y será vinculante cuando vote por lo menos el 40% del LN y haya mayoría absoluta siempre.
En los países con régimen parlamentario existe el voto de censura, donde la mayoría del parlamento vota la separación del primer ministro o presidente, (ejemplo España con la salida Mariano Rajoy en junio de 2018 al romperse su mayoría). Cuando eso ocurre, la nueva mayoría nombra al Jefe el Ejecutivo y se convoca a nuevas elecciones parlamentarias.
En muy pocos países presidencialistas existe la figura de revocación de mandato por voto popular, en América Latina destacan los casos de Venezuela y Bolivia.
Sin embargo, todos los países con régimen presidencialista contemplan medidas que pasan por el Congreso para desaforar o defenestrar al Ejecutivo y separarlo de su cargo con mayorías calificadas.
1.- La Revocación de Mandato es una medida engañosa que pretende poner al Presidente en campaña, dado que estará en juego su permanencia en la Presidencia.
Con la Revocación de Mandato el Presidente tendrá derecho de hacer campaña, por él y por su partido, lo que afectará gravemente las condiciones de EQUIDAD en la contienda.
Si el Presidente pierde la votación y debe salir del Gobierno, el Congreso con mayoría simple nombrará al Presidente Interino hasta que concluya el período sexenal, lo que le permitirá a Morena elegir a alguien del mismo partido.
Se plantea que la votación para la revocación se realice en las elecciones intermedias, esperando que la popularidad del Presidente afecte positivamente el resultado.
Durante las elecciones intermedias, el Presidente habrá puesto ya en marcha todos los programas sociales nuevos y con carácter clientelar, a fin de poder coaccionar el voto.
La apuesta de la Revocación de Mandato es que, al hacer campaña el Presidente, Morena pueda mantener su mayoría en el Congreso, mediante

el uso mañoso e inmoral de una figura que no les da el poder a los ciudadanos.
Si Morena mantiene la mayoría en la próxima legislatura, promoverá reformas y cambios para seguir debilitando a nuestras instituciones, con la finalidad de que ellos puedan concentrar de poder.

2.- De aprobarse en el Senado, se abre la puerta para que en los Estados se establezca la Revocación del Mandato para Gobernadores. De aprobarse en lo federal la Revocación de Mandato, iniciarían una embestida en varios congresos locales para intentar quitar a los Gobernadores de la oposición.
En muchos estados Morena y sus aliados tienen mayoría en el Congreso y con la revocación de mandato tendrían facultades para elegir a un gobernador interino el que termine el mandato con su mayoría en el Congreso Local.
Hemos sido testigos todos de cómo, en las visitas del presidente a estados cuyos Gobernador@s son de otro partido, se incita al abucheo e insulto. De existir revocación de mandato en los Estados, se radicalizarían las posiciones de la sociedad con grave costo para el desarrollo.
La Revocación de Mandato a nivel estatal concentraría la parte de poder que aún no tiene el Presidente y su Partido llevándonos efectivamente a una dictadura.

3.- Con la Revocación de Mandato se reducirían los períodos de estabilidad.
En un país como México, los procesos de sucesión tanto estatales como el federal afectan el trabajo gubernamental y la economía. En este sentido, la fórmula sexenal ha permitido que existan al menos cinco años de estabilidad.
La Revocación de Mandato generaría inestabilidad en los procesos estatales, lo que afectaría directamente a la ciudadanía.

4.- Hugo Chávez en Venezuela y Evo Morales en Bolivia utilizaron la figura de revocación de mandato para prolongar sin límite sus gobiernos causando estragos en su población.
Aunque la realidad de México es ciertamente diferente a estos países de América Latina, existen grandes similitudes en el discurso, lo que nos hace dudar de que la Revocación de Mandato sea una treta para prolongarse en el poder.
A esto hay que sumarle la gran cantidad de mentiras que a diario dice el presidente, y las numerosas contradicciones que tiene entre lo que hace como Presidente y lo que prometió en campaña, hay razones para dudar de su dicho, aunque lo ponga por escrito y lo firme.

Anuncios