PRI adelanta su derrota en Santa Lucía del Camino.

PRI adelanta su derrota en Santa Lucía del Camino

La inauguración de las oficinas del Partido Revolucionario Institucional en Santa Lucía del Camino, ha sido considerado el anuncio adelantado de la derrota electoral del tricolor en los próximos comicios. 

Con un evento desangelado, en donde las críticas no solo fueron por la pésima organización sino por la falta de convocatoria y el evidente control que mantiene sobre la dirigencia el expresidente municipal Raúl Cruz y su esposa, Leticia Cruz Regino, principales responsables de la debacle que enfrenta el partido en el municipio, así como de la derrota en las pasadas elecciones; el PRI intentó mostrar que aún cuenta con capital y fuerza política, sin embargo la realidad fue otra. 

Aunque los organizadores han buscado justificar la poca o casi nula afluencia de simpatizantes, liderazgos locales o figuras relevantes, bajo el argumento de la pandemia, lo cierto es que tras varios años de gobiernos fallidos, el PRI no es ni la décima parte de lo que algún día representó como fuerza política.

Durante el evento, fieles a sus viejas prácticas, se contó con edecanes en cortos vestidos, que daban la bienvenida a los asistentes al tiempo de ser usadas como modelos para satisfacer las solicitudes de imágenes de los caballeros presentes. Como si los señalamientos por tráfico de mujeres y explotación sexual al interior del tricolor no fueran suficientes, sumado a las constantes denuncias en contra del exmandatario Raúl Cruz, por el aumento desmedido de centros de vicios y recreación sexual, durante su administración. 

Entre los invitados “especiales” se contó con la presencia de Armando Mendicuti, imposición del gobernador y su esposa, para ocupar la dirigencia del sector juvenil del PRI; también estuvo presente Rebeca Cervantes, madre de Alfredo Delgado, antecesor de Mendicuti y quien debió desaparecer de la escena pública tras ser acusado del homicidio de su novia, en un accidente de tránsito que hoy permanece impune. Por parte del Comité Directivo Estatal, acudió la Secretaria General, Amayrani Morales, cuya cercanía con la primera dama del estado, le permitió pasar de ser su secretaria particular, a ocupar el segundo cargo en lo que alguna vez fuera el partido hegemónico de Oaxaca.  

Con esta lista de presentes, la ausencia del Presidente Estatal, Eduardo Rojas Zavaleta fue la mayor sorpresa, sobre todo dada la importancia que tiene Santa Lucía del Camino, siendo uno de los principales centros económicos y políticos de la zona metropolitana de la capital oaxaqueña. 

Para algunos de los presentes, este fue el mensaje más importante, evidenciando la falta de interés por parte del Partido y el abandono a la militancia de Santa Lucía, así como el rechazo a la candidatura de Leticia Cruz Regino, quien se ha nombrado como la próxima candidata del PRI a la presidencia municipal, buscando ocupar el cargo que dejó su esposo hace dos años.