UN JOVEN RANCIO…

UN JOVEN RANCIO…

Columna/Un joven rancio/Con Tinta de Quintero

¿Mentirle otra vez a los oaxaqueños?

Antonio Quintero

La fatídica decisión de enviar a inmaduros a una elección importante como la de senadores es verdaderamente además de inaudito una elocuencia torpe que significará la pérdida total de credibilidad en un proceso electoral donde además se juega o interviene la elección a presidente de la república, elección que será determinante no para un futuro sino para un presente inmediato.

Por ello Oaxaca debió tener un candidato serio, maduro y sobre todo con proyección es decir aquel personaje que tuvo que haber  recorrido la entidad, pero sobre todo que la conozca verdaderamente y que no la esté descubriendo en el mismo parámetro de la campaña, que por desgracia esto ya se viene dando desde el reciente gobierno actual. Los ejemplos están a la vista.

Quienes se hayan encargado de “aventar los dados” como en un juego de azar, es decir de elegir a los candidatos que habrían de contender por el senado, diputaciones federales y diputaciones locales y hasta de presidentes municipales, jugaron de manera perversa, sucia y con grave desatino.

Es obvio que se sabe quiénes controlan en este momento las jugadas políticas en la entidad oaxaqueña,  los enroques, los cambios, designaciones, y meramente las decisiones en la entidad oaxaqueña que han orillado a que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se encuentre ya fuertemente dividido y con escasas posibilidades de ganar la senaduría en la primera fórmula.

Se sabe que desde el palacio de gobierno oaxaqueño, donde gobiernan los Murat se tenían que “sacudir” a muchos posibles candidatos y que por supuesto traían trayectoria pública y política además de gran experiencia en diversos organismos estatales y federales.

Se prefirió por un joven rancio para contender por el senado, Raúl Bolaños Cacho Cué y que ya en unos cuantos días han salido a relucir todos los errores de una mala campaña, una campaña llena de improvisaciones, y sin discurso, pero increíblemente una campaña dirigida por quien le trabajó la imagen al actual gobernador del estado.

A ese despacho se le atribuye el famoso video que se hizo viral en redes sociales sobre el hobby de hoy candidato a la senaduría. Los errores que ya se manifiestan a temprano  arranque de campaña se han observado en las diversas giras que ha tenido el candidato tricolor que al igual que Meade ya se ubican en tercer lugar de las preferencias  electorales.

La dirigencia del PRI y quienes manipularon la elección le apostaron una vez más a mentirle otra vez a los oaxaqueños, con jóvenes inexpertos y salidos de algún lugar, sin trayectoria pública ni política.

Para recordar: A propósito,  al finalizar un evento, cuando todavía era secretario de la SEDESOH, un periodista le cuestionó al incipiente jovenzuelo Bolaños Cacho él porque había contratado como su secretario particular a un ex empleado muy cercano al corrompido  Nezahualcoyotl Salvatierra de la administración gabinista, a lo que se enfadó y subió rápidamente a su lujosa camioneta… para huir sin contestar la pregunta.

Nos leemos en nuestra próxima entrega.

Anuncios